La crónica de una muerte anunciada llega a su fin. Si Microsoft ya había preparado el terreno para acabar con Internet Explorer al crear su flamante Edge, ahora la compañía empieza a jubilar oficialmente al que ha sido su navegador durante los últimos veinte años.

Microsoft ha puesto punto y final a dos décadas de Internet Explorer marcando en el calendario el 12 de enero como el día en el que se acabará el soporte para las versiones 8, 9 y 10 del navegador.

A partir de ese día, la compañía fundada por Bill Gates dejará de ofrecer a los usuarios actualizaciones de seguridad y soporte técnico para esas versiones del navegador, por lo que se convertirán probablemente en un objetivo para ciberdelincuentes. Así, Internet Explorer (salvo la última versión, la 11) será probablemente un nido de ‘malware’.

Microsoft recomienda instalar lo antes posible Internet Explorer 11, huyendo así de la inseguridad que reinará en las versiones anteriores a partir del próximo día 12 de este mes. Con este paso, se escribe una de las últimas líneas del famoso navegador de Microsoft, que morirá definitivamente dando paso a una nueva era con Microsoft Edge.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir