Las redes sociales son el lugar ideal para que los delincuentes de internet encuentren víctimas para sus estafas.
Además de tener millones de usuarios, admiten aplicaciones de software abierto.

Así, cualquier programador más o menos experimentado puede escribir un código malicioso que funcione en estas plataformas y con el que pueda engañar a los usuarios.

Los fraudes suelen consistir en ofrecer productos o servicios que el usuario nunca recibe.

Pero en el proceso para conseguir los premios o regalos prometidos, suele abrir las puertas a virus o malware, o entrega sus datos personales.

Los ciberdelincuentes o bien comercializan con ellos o suscriben a las víctimas a servicios de mensajería denominadas premium.

Así, cuando aun sin saberlo están inscritos a estos, reciben mensajes con música, juegos, concursos, noticias, campañas y otro tipo de contenidos a un costo superior al de los SMS convencionales.

Hay fraudes de todo tipo, pero te presentamos los cuatro que más están circulando en los últimos tiempos.

1. Cupones de descuento

Si te están ofreciendo cupones de descuento de US$500 a cambio de que contestes a unas cuantas preguntas, sospecha. Es lo que advierte la empresa de seguridad en internet Kapersky Lab.

Quienes llevan a cabo estas estafas suelen utilizar como gancho el nombre de empresas conocidas.

Incluso suelen crear páginas de internet ficticias de las empresas para hacer las campañas más creíbles.

Y la dinámica suele ser siempre la misma: piden que se responda a una encuesta, después solicitan que se comparta, y por último dicen que requieren de tus datos para poder enviar el supuesto cupón.

Éste nunca llega, pero lo que el usuario sí podría recibir es una factura más elevada a finales de mes.

2. Solicitudes de “phishing”

“Alguien acaba de publicar una foto tuya”, dice el mensaje que acabas de recibir.

Como quieres ver la imagen en cuestión, haces clic en el enlace adjunto.

Éste te lleva a la página de inicio de una sesión de Twitter o Facebook, así que introduces tu usuario y tu contraseña.

 

Y cuando lo haces, un delincuente cibernético obtiene tus datos, porque la página de acceso a las redes sociales era falsa.

3. Mensajes de voz de WhatsApp

Es posible que hayas recibido un correo electrónico advirtiendo que uno de tus contactos te dejó un mensaje de voz en WhatsApp e invitándote a descargarlo.

Cuidado, es un fraude, advierten los expertos de Kapersky Lab.

Si caes en la trampa y tratas de reproducirlo o descargarlo, abrirás la puerta a un malware que se instalará en tu equipo.

La propia empresa advierte que se trata de una estafa.

En su página de internet, WhatsApp aclara que no envían mensajes de texto ni correos electrónicos, a no ser que el usuario se haya puesto en contacto anteriormente con el equipo de soporte.

4. Notificaciones de envío de paquetería

Es un sistema similar al del fraude de los cupones de descuento.

Recibes un mensaje en nombre de una empresa de paquetería en el que se te notifica un envío.

Si no esperas ningún paquete, lo más probable es que sea un fraude.

En ese caso llevará adjunto un fichero con código malicioso.

Para no sucumbir a esta estafa, los expertos dicen que basta con comprobar el remitente, ya que no suele coincidir con el de la empresa de paquetería.

En cuanto al resto, Kapersky Lab recomienda ser cauteloso y desconfiar siempre de promociones y de concursos.

Así, si te encuentras con la promoción de una marca conocida en las redes sociales, los expertos en seguridad te aconsejan comprobar si existe en el perfil de la empresa en Facebook o Twitter.

También señalan que conviene prestarle atención al URL de la página web a la que remite la promoción, sobre todo si está acortado, y desconfiar de los errores ortográficos.

Por su parte, Norton, la división de antivirus de la empresa de seguridad en internet Symantec, recomienda no incluir información personal como el correo electrónico o el número de teléfono al crear o actualizar el perfil en una red social.

Asimismo, los expertos en seguridad de internet señalan que deberías tener cuidado con los correos que advierten del cierre de cuentas de Facebook o Hotmail; con los que informan de la muerte de algún personaje famoso; con las solicitudes de donaciones; y con cualquier enlace que te pide confirmar tu cuenta agregando tu usuario y contraseña.

Esto te ayudará a no sucumbir a estos fraudes en internet.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir