Ssangyong Colombia presentó la nueva camioneta Tivoli que trae como antecedente ser el primero de los vehículos de la marca coreana en ofrecer una plataforma propia, un desarrollo mecánico original (excepto la caja automática) y un nuevo lenguaje de diseño que se imprimirá a los futuros vehículos de la firma.

Sólo unos meses después de su introducción a nivel mundial, pues debutó comercialmente en Corea del Sur en enero, la Tivoli llega a competir en el segmento de las camionetas compactas, que de nuevo y para reiterar hasta el cansancio, es y sigue siendo el de mayor crecimiento en la industria mundial.

A continuación les contamos cuáles son los principales atributos que tendrá en el mercado nacional:

Hecha desde cero

La Ssangyong Tivoli cuenta con una ventaja frente a otras camionetas de este segmento. No nació de una plataforma de un automóvil sino que se concibió como camioneta compacta y su desarrollo le pertenece a la marca coreana. Claro, con el ‘know how’ adquirido de su alianza con Mercedes Benz.

También le pertenece a Ssangyong el motor, la geometría de la suspensión y el diseño. Lo único que sale de la ecuación es la caja que la provee la marca Aisin, que es del grupo Toyota, y que también surte a otras marcas como Mini, Audi y BMW.

Ssangyong Tivoli02
Diseño europeo

Su nombre, de una ciudad italiana, explica el trabajo que quisieron imprimirle en sus líneas para cambiar el anterior ADN de la marca, que de hecho la denomina como el vehículo del nuevo comienzo (ahora que está bajo propiedad de Mahindra).

Así, la Tivoli tiene una filosofía de diseño que denominaron ‘Nature born – 3 Motion’, que sintetiza ritmo y dinamismo y cuyos pilares se centran el un frontal robusto que tiene una parrilla que se extiende en forma de ala y en cuyos extremos sostiene las luces trapezoidales invertidas.

Claves en su diseño también son los pasos de las ruedas muy anchos, una línea de cintura que comienza en el capó de tres volúmenes y que se corta a la altura de la manija posterior, que es donde comienza un ‘hombro’ prominente. También clave el paral C, más ancho de lo habitual y muy moderno, y los stops que se salen de la carrocería y que no están integrados a la quinta puerta.

Ssangyong Tivoli03
Mecánica para el segmento

El motor es pequeño y ligero, tiene el bloque de aluminio, pero muy eficiente. Es un 1.6 litro, diésel o gasolina, y este último que es el primero que llega es de 128 caballos de potencia y 160 Nm de torque desde las 4.500 vueltas. La normativa que cumplen es Euro IV.

La transmisión es de 6 velocidades, manual o automática, que se pueden administrar en tres modos: Eco, Power y Winter (para terrenos blandos) y tiene posibilidad de tener 4×2 o 4×4. La altura al piso es de 17 centímetros.

Ssangyong Tivoli06
Seguridad, confort y espacio.

La Tivoli de Ssangyong tiene dirección con asistencia eléctrica que se puede manejar en tres modos, confort, normal y deportiva,  frenos de disco en las cuatro ruedas, sistema ABS, EBD, mandos en el volante, GPS, cámara de reversa, pantalla táctil de 7 pulgadas, aire acondicionado, mandos eléctricos para vidrios y seguros, rines de aluminio de 16 pulgadas y 11 compartimentos más guantera de dos niveles.

El baúl tiene capacidad para 423 litros, aunque la carga no es tan sencilla por el diseño de los stops. El asiento trasero es abatible y deja una zona de carga plana y el túnel central de transmisión es casi imperceptible por lo que deja un piso plano.

Ssangyong Tivoli04
En su contra

La Ssangyong Tivoli llega con muy buenos argumentos para competir en ese segmento de las camionetas compactas pero le vemos, sin hacer la prueba de manejo,  tres inconvenientes:

1. Por el momento sólo se venderá una única versión con el equipo mencionado, transmisión automática y 4×2 por exceso de demanda. Las otras configuraciones llegarán a partir de diciembre de 2015.

2. Esta llega a un precio de 63.9 millones, un precio alto que está impulsado por la trepada del dólar.

3. La versión que se venderá sólo trae un airbag. Se esperaba mínimo dos en este segmento.​

Ssangyong Tivoli05

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir