Utilizar cámaras de video compactas para grabar en primera persona es una tendencia que está tomando cada vez más fuerza, a pesar del creciente uso de dispositivos móviles para tomar fotos y videos.

En la actualidad, no solo los deportistas extremos implementan cámaras de acción para registrar saltos en paracaídas, descensos en la nieve o carreras en bicicleta. Ahora, este tipo de productos se masificaron debido al gusto de las personas por registrar sus vidas cotidianas.

Además, estos dispositivos agradan por su tamaño. Son fáciles de usar y de transportar sin que ocupen mayor espacio. Algunos cuentan con conexión wifi para compartir contenidos de forma instantánea, y otros son resistentes al agua.

Teniendo en cuenta que en el mercado actual existe una gran cantidad de modelos y referencias, Tecnósfera recopiló los mejores juguetes para los amantes de la aventura y los deportes extremos.

Para imágenes en tierra

Sony Action Cam X1000V:

Esta cámara de Sony tiene un precio de 1’200.000 pesos

 

La apuesta de la compañía japonesa reúne todas las características necesarias para seguir marcando camino en el terreno de las cámaras de acción. Cuenta con una amplia variedad de opciones y de características.

En primer lugar, permite grabar en resolución 4K (Ultra HD) a 30 imágenes por segundo; en formato Full HD a 120 imágenes por segundo o es posible realizar tomas a 720p a 240 cuadros por segundo, con buena estabilidad.

De esta manera, ofrece la posibilidad a los usuarios de interactuar con diferentes formatos e incentiva la creatividad de los realizadores audiovisuales. Su diseño es igual al de los modelos anteriores de Sony, en forma de arco, aunque es más liviana. Tiene un peso de 114 gramos y es resistente al agua, aunque es necesario añadirle un protector.

Para los apasionados de las aventuras en moto o en bicicleta esta cámara de Sony es perfecta, pues integra el estabilizador de imagen SteadyShot 3. Este sistema resulta efectivo en grabaciones con vibración, logrando obtener imágenes totalmente nítidas. Además, se destaca porque permite transmitir grabaciones mediante wifi y utilizando la herramienta de ‘streaming’ de www.ustream.tv.

TomTom Bandit:

La TomTom Bandit tiene un precio de 400 dólares.

 

La TomTom Bandit es la primera cámara que dispone de un servidor multimedia integrado, que permite editar videos sin tener que descargarlos previamente en un computador o tableta.

Para ello, es necesario descargar una aplicación que está disponible para dispositivos iOS y Android. Una vez instalada en el dispositivo, solo será necesario agitarlo y el sistema, de manera automática, busca información de los mejores movimientos y datos del GPS que ha recogido la cámara. De esta manera, es posible crear y compartir videos de manera más rápida y sencilla.

Este dispositivo cuenta con sensores incorporados de velocidad, fuerza G, altitud, rotación y frecuencia cardiaca. Para este último es necesario adquirir un accesorio por separado.

En cuanto a sus características técnicas, integra conectividad wifi, conexión Bluetooth y batería de 1900 mah que asegura tres horas de grabación.

Graba videos en diferentes  resoluciónes (1080p30, 1080p60, 720p60 o 720p120), pero no es resistente al agua (se debe implementar un lente protector). Además, integra ranura para tarjetas micro SD y tiene un sensor de 16 megapíxeles.

Para aventuras bajo el agua

GoPro Hero 4 Session:

La GoPro Hero 4 Session tiene un precio de 399 dólares.

 

Es el más reciente lanzamiento de la compañía GoPro y compite con la Sony Action Cam X1000V. Esta cámara soporta grabaciones realizadas hasta a 10 metros de profundidad bajo el agua sin necesidad de un protector o una carcasa especial, y además es resistente a los golpes.

Permite tomar fotografías de 8 megapixeles y puede grabar videos en Full HD o en 1440p a 30 cuadros. Esta característica la hace débil frente a su oponente, debido a que la cámara de Sony permite grabar en múltiples formatos de resolución y cuadros por segundo.

La GoPro Hero 4 Session no incluye pantalla para configurar visualmente los planos de grabación o controlar sus funciones. Solamente tiene dos botones físicos, uno de encendido y otro de grabación. Está equipada con conexión Bluetooth y wifi, por lo que es posible controlarla mediante un dispositivo remoto o una aplicación.

Polaroid XS100i:

Se puede conseguir en Amazon por un precio de 180 dólares.

 

Una de las características más llamativas de esta cámara es su lente gran angular que ofrece un rango de visión de 170 grados con apertura F2.8. Permite realizar videos en resolución 1080P, 960P y 720P; y captura fotografías a 16, 5 y 3 megapíxeles.

Dispone de un sensor de rotación llamado G-Sensor que permite grabar todo tipo de aventuras extremas con máxima estabilidad de imagen sin importar la posición de la cámara. Es resistente al agua hasta 30 minutos a 10 metros de profundidad.

Cuenta con conectividad wifi, batería de 1.200mAh que ofrece una autonomía de hasta 2.5 horas y tiene un peso de 136 gramos. Se puede conseguir en Amazon por un precio de 180 dólares.

Para tomas desde el aire

Lily Camera:

Lily Camera tiene un precio de 899 dólares

 

Aunque sus fabricantes no lo consideran como un ‘dron’, la ‘Lily Camera’ puede volar de forma autónoma. Alcanza una velocidad de 40 kilómetros por hora y es ideal para quienes gustan de realizar deportes extremos.

Este dispositivo sigue los pasos del usuario a través de una manilla que este debe vestir, y no necesita de un control, tableta o aplicación para ejecutar movimientos con él. Funciona a través de sistema GPS para rastrear y seguir al brazalete.

Integra una cámara que captura fotografías en resolución de 12 megapixeles, graba videos en 1080 y 720p, y los almacena en una tarjeta micro SD en formato mp4. De las tres cámaras de acción, ‘Lily Camera’ es la más liviana. Su peso es de 1,3 kg y es resistente al agua. Sin embargo, su batería dura tan solo 20 minutos. En ese sentido, ofrece una menor autonomía a las otras cámaras reseñadas.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir