Dejando de lado el Z/28, diseñado para ofrecer el máximo desempeño en las pistas, el ZL1 es la versión más potente y capaz hasta el momento de este legendario ‘muscle car’, que ya está disponible  en configuración convertible.

Con la presentación del Camaro ZL1 hace un tiempo, Chevrolet buscaba cumplir con el propósito de ofrecer su ‘muscle car’ más potente y capaz hasta el momento. Para lo primero, dotaron de un supercargador el motor V8 de 6,2 litros, mientras que para lo segundo recurrieron a varios avances tecnológicos.

Camaro ZL1 Convertible

Los más importantes fueron la suspensión totalmente independiente regulada con el sistema Magnetic Ride Control, el Performance Traction Management derivado del Corvette y fundamental para domesticar toda su potencia, y un adecuado conjunto de frenos desarrollado por Brembo, algo muy necesario cuando se necesita detener a un monstruo de prácticamente dos toneladas.

Hablando del Magnetic Ride Control, trabaja en la parte delantera con unos amortiguadores cargados con un fluido magnetoreológico, que es una fusión de partículas metálicas magnéticas que según las condiciones de manejo ajustan su distribución, todo a un ritmo hasta de 1.000 veces por segundo para asegurar una respuesta óptima todo el tiempo.

Por su parte, el Performance Traction Management permite escoger entre varios modos de manejo (mojado, seco, dos modos deportivos, pista y desconectado), cada uno con una entrega de torque específica, mientras que los frenos de disco montan adelante rotores de 14,6 pulgadas y pinzas de seis pistones, y de cuatro pistones atrás. También hay un completo sistema de refrigeración para garantizar su efectividad en todo momento.

Camaro ZL1 Convertible

El asfalto sentirá la pisada de estos sistemas gracias a unas enormes llantas GoodYear Eagle F1 Supercar G:2 de 20 pulgadas, con medidas 285/35 adelante y 305/35 atrás. Son cinco kilos más ligeras que las de un SS y fueron desarrolladas específicamente para el ZL1 y sus necesidades de agarre en todo tipo de terrenos. Cada una de ellas abraza un rin de aluminio con acabado en color negro.

Como se menciona al principio, todo esto es movido por el motor LSA de 6,2 litros, ocho cilindros en V y un supercargador Eaton, traduciéndose en 580 caballos de potencia a 6.000 rpm y 754 Nm de torque a las 4.200 rpm. Según datos de la marca, en el modelo convertible con transmisión automática de seis velocidades (la versión que se comercializa en Colombia), los 100 km/h llegan en 4,1 segundos y la velocidad máxima es de 250 km/h.

Camaro ZL1 Convertible

Para hacerse cargo de este ‘muscle car’, el piloto estará acomodado en una silla tipo cubo firmada por Recaro, que mezcla cuero y alcántara, desde la cual tendrá toda la instrumentación a la mano, ya sea para afrontar un exigente día en la pista o simplemente para bajar el techo y devorar kilómetros en carretera, acompañado siempre por el bramido que emanan las cuatro salidas de escape.

Supercargado de potencia

El motor del ZL1 es un bloque de aluminio basado en la arquitectura ‘small block’ de Chevrolet, pero siempre con los ocho cilindros en V, 6,2 litros de desplazamiento y la asistencia de un supercargador Eaton con intercooler. Otro de los grandes avances es el Magnetic Ride Control, una suspensión que emplea amortiguadores con fluido magnetoreológico que ajusta la respuesta hasta 1.000 veces por segundo, según las condiciones. En conjunto con otras funciones, ofrece los modos de manejo Sport, Tour y Track.

Camaro ZL1 Convertible

La última mirada

Para el año-modelo 2014 Chevrolet presentó un facelift para el Camaro, que se resume en algunos cambios estéticos exteriores, evidentes sobre todo en el frontal y en la parte trasera. Sin embargo, por temas de refrigeración, el ZL1 no recibió la actualización frontal, manteniendo la parrilla más amplia ya conocida y adoptando unos extractores de aire caliente en el capó y una nueva parte inferior. Atrás, las luces de freno son en ledes y con un diseño inspirado en el modelo de primera generación.

Camaro ZL1 Convertible

DATOS

258 millones de pesos cuesta el ZL1 convertible, 10 millones más que su hermano de techo duro. Ambos comparten todo el conjunto motriz.

La sexta generación del Camaro fue presentada hace algunos meses, inicialmente en versiones LT y SS con motores de cuatro, seis y ocho cilindros. Rumores y fotos espías apuntan a una versión zl1 con el motor LT4 Supercargado del Corvette Z06, que llevaría la potencia bien arriba de los 600 caballos.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir