Priv, la primera BlackBerry con Android, podría ser uno de los últimos teléfonos que BlackBerry lance al mercado. John Chen, CEO de la compañía canadiense desde 2013, admite que se saldrán del mercado de terminales si no consiguen vender 5 millones de teléfonos en un año.

Cinco millones de Priv no parece un número muy grande con las cifras a las que nos tienen acostumbrados Apple y Samsung. Pero para BlackBerry va a ser un mundo. En su último trimestre fiscal vendieron 800.000 dispositivos y su cuota de mercado está por debajo del 1%.

Ya van quedando muy atrás aquellos años en los que la compañía del teclado QWERTY era adalid de los teléfonos inteligentes. (También pasó pronto ese extraño lapso de tiempo en el que la 8520 era una alternativa válida a Android —al menos en España y Latinoamérica).

Hoy BlackBerry necesita una revolución, y eso es BlackBerry Priv: se olvidan de la apuesta de BB10, hacen un teléfono de gama alta y añaden valor con un teclado físico como sólo BlackBerry sabe hacerlos.

Es algo tan nuevo para BlackBerry que ni siquiera el CEO sabe usarla:

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir