Es bien sabido que la tecnología hoy más que nunca tiene que ver con todo. Sin embargo, no se pierde la capacidad asombro cuando se llega a saber el modo en que lo está. Pues, la complejidad de la tecnología de hoy es en sí misma sorprendente y aun más cuando es resultado del cruce varias disciplinas del conocimiento. Este es la caso de la alimentación, que en otro tiempo era área exclusiva de la nutriología y por ende de nutricionistas.

En lo que respecta a la tecnología alimentaria, la participación de áreas del conocimiento como la física, la ingeniería, la química, la biología, entre otras, han sido vitales para descubrir más a ciencia cierta la naturaleza de lo que comemos, así como las causas de su deterioro y el abc de su procesamiento y conservación.

Por ello, a continuación te presentamos algunos de los avances más representativos de la tecnología alimentaria.

  1. Envases activos: contienen un ambiente en su interior que hace que la conservación del alimento sea efectiva sin afectar su calidad.
  2. Películas biodegradables: crea una delgada capa como de película entre el alimento su entorno, conservando la calidad del mismo y protegiéndolo de micro organismos.
  3. Plasma frío: Gracias a esta tecnología será más fácil eliminar y erradicar patógenos del aire y de zonas o superficies con las que pueda entrar en contacto la comida.
  4. Irradiaciones a través de electrones: consiste en una forma de energía ionizada que puede ser de baja intensidad y usada particularmente en alimentos envasados.
  5. Envases inteligentes: estos envases están constituidos por una serie de tecnología de sensores que van monitoreando el estado de la comida así como de su envasado y tienen que ver con algunas características de seguridad elemental de los alimentos.
  6. Presión hidrodinámica: Es muy útil a la hora de ablandar la carne. Esto se hace solamente después de convertir o transformar la energía eléctrica en energía mecánica, aplicando ondas de presión.
  7. Calentamiento por infrarrojos: Resalta aquí, su cualidad de calentamiento de alimentos sin exponerlos directamente a una fuente de calor. Es usado para cocción dorado, calentado, descongelar y tostar alimentos.
  8. Extracción súper crítica de fluido: consiste básicamente en la extracción del fluido de alimentos mediante disolventes.
  9. Calentamiento Óhmico: por más raro que suene, la energía eléctrica se convierte en calor haciendo que el alimento se conserve a la temperatura deseada. Con esta tecnología, la comida se calienta dentro de sí.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir