Nadie duda en el sector que la llegada del Apple Watch ha agitado el mercado de los dispositivos «wearables». Tras un notable debut, el nuevo dispositivo de la compañía americana no ha demostrado aún su gran fortaleza. Hasta la fecha se han vendido casi cuatro millones de unidades en todo el mundo.

Según los datos de la firma de análisis IDC, Apple ha vendido un total de 3.6 millones de unidades en todo el mundo en el segundo trimestre de este año, situándose así en la segunda plaza del ranking de mayores vendedores de este tipo de productos. La primera la mantiene Fitbit, empresa especializada en dispositivos orientados a la monitorización de la actividad física y el deporte, y que ha vendido unos 4.4 millones de uniades en este periodo, coincidiendo con la llegada de su primer reloj, Surge.

Pese a todo, el número de ventas obtenido por la empresa de Cupertino es muy optimista, teniendo en cuenta que el reloj no estaba a la venta para todo en mundo en sus primeros tres meses.

Los expertos destacan que el mecado de los dispositivos «wearables» continúa su expansión. En total, se vendieron unos 18.1 millones de unidades, frente a los 5.6 millones registrados en el mismo periodo. Tras ambas firmas se encuentra Xiaomi, fabricante de tecnología china, con 3.1 millones de unidades vendidas, seguida de Garmin (0.7 millones de unidades) y Samsung (0.6 millones de unidades).

Tras la llegada de Apple, los analistas creen que el mercado se ha activado beneficiando incluso a otras empresas, que han decidido apostar por este tipo de tecnología. «Apple se convertirá en el lugar hacia donde se miden otros wearables. Los fabricantes tendrán que estar al día para seguirla [a Apple]», explica en un comunicadoRamón Llamas, Director de Investigación de IDC.

La irrupción de Apple en el mercado tuvo mayor impacto en la categoría de dispositivos «wearables» capaces de ejecutar aplicaciones de terceros, no tanto entre las llamadas pulseras de monitorización. «Alrededor de dos de cada tres ‘wearables’ vendidos en este trimestre se trató de un reloj de Apple», añade Jitesh Ubrani, analista de esta firma de investigación.

Pérdida de interés en el futuro

A su juicio, Apple ha ganado una ventaja impresionante en este espacio y se espera que continúe su dominio. En ese sentido, los analistas preciden que los dispositivos «wearables» más básicos como pulseras y monitores de fitness perderán cuota de mercado en los próximos años «dejando a Apple el camino ideal para convertirse en el próximo líder del mercado de vestibles».

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir