De Apple suele esperarse cualquier cosa. Se espera, siempre, que se produzca una sorpresa que promulgue el ansiado efecto «wow». O algorevolucionario que marque una tendencia a seguir por la industria. La firma norteamericana nunca deja flecos sueltos, ni deja nada al azar. Responde a tradiciones, pero esta vez va camino de romper la estacionalidad para su producto estrella, el iPhone.

Según los últimos rumores, la firma de Cupertino (California) lanzará en marzo un nuevo terminal, el iPhone 5se, una versión remozada del iPhone 5S presentado en 2013, en lugar de un iPhone 5C, construido en policarbonato, un material que ha sido desplazado por el aluminio en los teléfonos móviles inteligentes de alta gama más recientes.

Desde hacía meses, las filtraciones sobre el posible nuevo miembro del catálogo de productos. Apuntaba a que se trataría de una especie de iPhone 6 en formato más asequible, digamos, iPhone 6S. Según ha desvelado «9to5mac», medio especializado conocido por sus constantes aciertos, Apple lanzará así un iPhone de 4 pulgadas de pantalla, un formato exitoso hasta hace varios años.

«El dispositivo no es un adelanto del iPhone 7, ya que en su mayoría conserva el diseño de los iPhone 5S y aún sin incluir la nueva propuesta para los auriculares», anuncia el medio, que destaca que el iPhone 5se tendrá un diseño muy similar al modelo presentado entonces, que incorporó, entre otras novedades, el lector de huellas dactilares Touch ID. Contará, no obstante, con mejoras técnicas y, en conjunto, supondrá un collage de innovaciones presentadas en los últimos tres o cuatro años.

Mejoras técnicas

Entre otras características que incorporará se encuentran una pantalla con bordes ligeramente curvados al estilo de la línea iniciada por el iPhone 6, cámara de 8 megapíxeles y frontal de 1.2 megapíxeles, con un sistema de enfoque automático. Además, ofrecerá el sistema Live Photos, inaugurado por el iPhone 6S y que permite que las imágenes se conviertan en pequeños clips de videos.

El nuevo terminal incoporará, a su vez, un sensor barométrico, que derá soporte a la aplicación Salud, que permite monitorizar la actividad física del usuario. Gracias a la incorporación del chip NFC, el iPhone 5se podrá realizar pagos móviles mediante la tecnología Apple Pay. En su interior, se producirá un gran avance con la instalación de los procesadores A8 y M8. Coincidirá con la llegada de la actualización del sistema operativo iOS.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir