Google sabe que el futuro de internet -y por tanto el suyo propio- está en los dispositivos móviles. No voy a citar las cifras de navegación desde móviles y tablets porque a estas alturas todos sabemos que son más altas que desde ordenador, del mismo modo que tampoco hay que recordar lo difícil que es sacar dinero en publicidad desde estas plataformas: los anuncios y las redes móviles se llevan mal, para empezar, y las pantallas son muy pequeñas para meter banners usables.

Por eso en la compañía quieren darle una vuelta a todo esto haciendo que la web en los móviles sea mucho más ágil de lo que ya es. La frustración de esperar a que una página se cargue en el metro es algo que todos hemos sufrido, y por eso cientos de webs y creadores de contenidos se han apuntado al experimento llamado Google AMP Project, que por las siglas significa ‘Google Accelerated Mobile Pages Project’.

Más claro, agua: es un proyecto para hacer que las páginas webs de carguen mucho más rápido.

AMP fue anunciado en octubre, pero han estado bien calladitos sobre el asunto hasta hace poco, cuando Facebook les ha amenazado con robarles parte de la web para absorberla mediante sus Instant Articles. Realmente, Google AMP es un intento de robarle a Facebook la idea y de evitar las páginas plagadas de anuncios y código externo de ciertos medios de comunicación online para que se carguen mejor en móviles y sobre redes móviles.

Google AMP

Sobre el papel todo parece bonito, sobre todo si se junta con otras ideas como que [[LINK:EXTERNO|||http://chrome.blogspot.com.co/2015/11/a-new-way-to-save-data-with-chrome-on.html”>Chrome no va a cargar las imágenes de las páginas web por defecto para así acelerar nuestro acceso a ellas y ahorrar datos móviles. Tanto esta idea como Google AMP son soluciones más elegantes Google, pese a tener en su propiedad algunas de las apps más potentes del mundo (hablamos de webapps como Gmail), sigue apostando muy fuerte por la web antes que por el mundo cerrado de las aplicaciones, por donde Facebook y Apple andan más fuertes. Menuda batalla nos espera a los que nos dedicamos a escribir contenido.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir