Alpine Vision 2017: El regreso de un mito

Después de muchos rumores y especulaciones, el regreso de Alpine es ya toda una realidad. Lo nuevo de la marca gala se llama Alpine Vision y, a pesar de ser un concept, llegará a los concesionarios prácticamente sin cambios. La firma lo define como “un coche elegante, ligero y de alto rendimiento dedicado al placer de conducción en su forma más pura”, toda una declaración de intenciones que pone en jaque a marcas como Porsche, y Alfa Romeo, cuyos Cayman y 4C tendrán ahora un nuevo -y duro- rival.

Basado en el prototipo con el que Renault celebró el año pasado el 60 aniversario de Alpine, este biplaza hará de la ligereza y la simplicidad sus banderas. Su objetivo pasa por garantizar la rapidez y la diversión a la hora de conducir, premisas que caracterizaron a los modelos de la marca varias décadas atrás. El diseño, claramente inspirado en el A110 de los sesenta, señala el lenguaje a seguir por una firma que se convirtió por méritos propios en todo un mito del mundo del automóvil, y que ahora renace de sus cenizas. La compañía, ligada a Renault, planea lanzar una serie de modelos entre los que se incluirá un SUV, cuya presentación tendrá lugar en 2018.

Enfocado a la conducción más pura

Como era de esperar, además de tracción trasera, el Vision montará su motor en la parte posterior central, buscando así el mejor equilibrio posible. Al parecer, el bloque será una versión potenciada del cuatro cilindros turbo que equipa el Renault Megane RS, que en este caso produciráalrededor de 300 caballos, suficientes para catapultar al pequeño deportivo de 0 a 100 kilómetros por hora en tan solo 4,5 segundos. Su ligereza permitirá un comportamiento excepcional, ya que contendrá su tara por debajo de los 1100 kilográmos, una cifra muy alejada a la arrojada por sus antepasados, pero todo un logro para los estándares actuales.

En el interior, además de diseño, encontraremos la última tecnología y materiales de alta calidad. Estarán presentes materiales como la piel, el aluminio y la fibra de carbono, dotando al habitáculo de una gran deportivad. Los asientos tipo baquet con arneses, el volante de tres radios con botón ‘sport’ y un cuadro de mandos -digital- completamente enfocado a la conducción, terminan de dar el toque racing a una cabina donde el piloto será el protagonista.

Se espera que antes de que finalice el año se produzca la presentación oficial del modelo de producción, similar en un 80 por ciento al concept que nos ocupa, según la marca. Las primeras unidades será entregadas a sus propietarios a comienzos del año próximo, y como ya hemos indicado, el Vision será solo la punta del iceberg en el regreso de esta compañía, cuyos planes de futuro se irán desvelando en los próximos meses.

La fabricación del Vision se llevará a cabo en la factoría de Dieppe, donde se construían originalmente los Alpine y donde son ensamblados los modelos de Renault Sport en la actualidad. La firma pretende hacer de este deportivo un modelo global, aunque antes de que sus ventas se extiendan, se centrará en Europa. En cuanto al precio, se habla de una cifra cercana a los 50.000 euros, lo cual le situaría en la misma liga que el Alfa Romeo 4C y el inminente Porsche 718 Cayman.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir