Desde el momento en el que adquirimos nuestro ordenador comenzamos a instalar archivos, programas y toda clase de cosas que ocasiona que este se torne poco a poco más y más lento.

Si no somos eruditos en el tema esto puede escaparse de nuestras manos, es por eso que hoy te traemos 8 consejos para que tu ordenador inicie a la velocidad de la luz…

Controla los programas de inicio: existen muchos programas que se ejecutan al iniciar la PC, la mayoría de las veces, estos son muy traidores y no suelen avisarnos alentando el funcionamiento de nuestro ordenador.

Activa el inicio de sesión rápida: si tu equipo posee varios usuarios pero solo tú lo usas, evita ingresar a la pantalla de inicio.

Utilizar un SSD (disco duro sólido): aunque es una opción más costosa, es muy completa para acelerar el inicio del equipo. Actualmente existen muy buenos precios para esta clase de discos.

Incrementar la memoria RAM: si posees el dinero para cambiar la memoria por una más completa ¡Hazlo!, ya que tu ordenador te lo agradecerá.

Borrar la caché y los programas que no utilices: opciones como el CCleaner para Windows o el CleanMyMac para OS X suelen ser útiles, aunque eliminar los programas innecesarios suele tener un efecto muy notorio en la velocidad de tu PC.

Aligerar el navegador: estos programas como el Ópera, el Chrome o el Firefox, suelen alentar el inicio de un equipo debido a la memoria caché y al historial. Evita iniciar estos programas inmediatamente al prender tu ordenador, ya que consumen muchos recursos para tu PC.

Comparar el rendimiento sin alguna de las opciones de seguridad: esto no significa quitar el antivirus o el firewall, sólo iniciar sin ellos y si ves que el cambio es muy grande, quizás debas instalar otro más ligero.

Usar Standby: si ninguna de los consejos anteriores da resultado, trata de no apagar tanto el ordenador y mantenerlo lo más que puedas encendido.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir