¿Tienes cuenta en Twitter? Es probable que, en algún momento de tu vida, te hayas abierto cuenta en la plataforma de «microblogging»y a día de hoy ni te acuerdes de ella. «Qué difícil», «qué raro», «me agobio», «nadie me sigue»… han sido tus frases favoritas para dejar abandonado tu perfil. Son argumentos muy comunes, tal y como recuerda Javier Eugenio, Community Manager.

El experto asegura: «Twitter es simple, tan simple que asusta a primera vista. Solo hay que cambiar la forma de pensar de otras redes sociales». Asume desde ya que al principio nadie te va a seguir. Existen millones de usuarios y cada día se dan múltiples conversaciones de muy diferente tipo.

Por tanto, ¿cómo entrar con buen pié en Twitter? Javier Eugenio ofrece cuatro pasos a seguir para comenzar con buen pié en la red de microblogging:

– Crea un perfil dedicado a tus intereses: es imposible abarcar todos los temas que se tratan en la plataforma. Céntrate en tus intereses, en tu profesión, en tus estudios… En lo que quieras, pero céntrate -aconseja el experto- porque aquí no funciona el divide y vencerás. Completa tu perfil con tu fotografía real, con una imagen de portada y con una biografía lo más detallada posible. Sigue a aquellos perfiles que compartan preocupaciones contigo y definirás el uso que le darás a la herramienta.

– Interactúa con tu comunidad: estar en Twitter es el primer paso, ahora tienes que hacerte «bidireccional». Tus opiniones en Twitter pueden resultar interesantes a tus seguidores. No tengas miedo a escribir lo que piensas a los cuatro vientos siempre que lo hagas con respeto y sentido común, no olvides que detrás de un perfil hay una persona de carne y hueso. Conversa con los usuarios que sigues, ayúdalos cuando necesiten ayuda, diviértete con cualquiera que te de la posibilidad de hacerlo, retuitea aquello que pienses que pueda resultar interesante a tu comunidad, marca como favorito las genialidades de los demás… En definitiva, ¡sé tu mismo!

– Una imagen vale más que mil palabras: está demostrado que los «tuits» multimedia consiguen mayor impacto. Acompaña tus publicaciones de imagen siempre que sea posible, puedes decir mucho más con ella de lo que cabe en 140 caracteres. Las «TweetCards» son otra excelente herramienta de difusión, no temas usarlas y, sobre todo, revisa las estadísticas de tu perfil con la analítica integrada en la plataforma, solo ahí podrás ver lo que funciona y lo que no. Compara, Twitter no es una ciencia exacta.

– Menciona y utiliza «hashtags» correctamente: siempre que sea justificado debes mencionar a otros usuarios para llamar su atención. No olvides que si lo mencionas al comienzo del tweet solo lo verá ese usuario que ha sido nombrado. Si quieres que lo vea cualquiera solo tienes que añadir un punto al comienzo del tweet. Utiliza los «hashtags» ya existentes o crea los tuyos propios para categorizar todo aquello que compartes, pero nunca utilices más de dos en un mismo tweet.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir